Yogi Berra fue homenajeado por su servicio en la Segunda Guerra Mundial. (Rich Schultz/AP)

LITTLE FALLS, Nueva Jersey -- Hace 70 años, un joven de 19 años de San Luis estaba en un pequeño bote de ataque disparando misiles contra los alemanes durante la invasión aliada a Normandía.

Lawrence Peter Berra, un pelotero de ligas menores que más tarde sería conocido en todo el mundo como Yogi, resultó ileso en ese sangriento día. Ahora con 89 años de edad, Berra recibió un homenaje en el museo de Nueva Jersey que lleva su nombre, en el que también se honró con la presencia de varios grupos de miembros de la Marina y veteranos de guerra.

Su edad le evitó participar en las ceremonias realizadas en Francia. Se sentó en una silla de ruedas, vistiendo un rompevientos azul marino y una gorra de los Yanquis en un cuarto acondicionado.

Berra no habló durante la ceremonia, pero al término de la misma le dijo a The Associated Press que el Día D fue "asombroso" y "horrendo", disparándole a los Nazis a 300 metros de la orilla.

"Uno ve muchos horrores", dijo con una voz suavizada por la edad. "Fui afortunado. Fue algo asombroso tomar parte en eso, con todos los que participaron".

Berra, quien ganó 10 campeonatos de Serie Mundial con los Yanquis de Nueva York, era parte de una tripulación de seis hombres operando un bote LCSS, una embarcación de apoyo de aterrizaje menor, de 36 pies. Su misión era la de disparar cohetes a los objetivos alemanes atrincherados, para proteger a las tropas aliadas durante el desembarco en la playa.

Tres de sus camaradas murieron durante la invasión, en la que participaron más de 150.000 soldados aliados. Es considerado por muchos como el momento en que las fuerzas aliadas inclinaron la balanza de la guerra a su favor.

"Teníamos órdenes de no ir a la playa", recordó el ex receptor. "Fueron solos y lo consiguieron. Nosotros debíamos quedarnos atrás y protegerlos".

Durante la ceremonia, Berra fue galardonado por la Fundación del Premio al Valor de Bob Feller, varios miembros de la marina de la Estación de Armas de la Marina Earle de Nueva Jersey, y recibió varios regalos. El ex manager de los Dodgers de Los Angeles, Tommy Lasorda también asistió a la ceremonia pero no habló al respecto.

"Es adecuado que nos reunamos para conmemorar un tesoro americano", dijo Peter Fertig, presidente del grupo del galardón Bob Feller. "Lawrence Peter Berra, mejor conocido como Yogi, sirvió en un bote artillado y fue una punta de lanza en Normandía hoy hace 70 años. Imaginen como se sentirían sentados en un bote, viendo tantos cohetes y misiles volar por encima de su cabeza, y mantener realizando el trabajo que se te asignó. Tenemos una gran deuda de gratitud con todos aquellos que dejaron atrás su Sueño Americano para que nosotros pudiéramos vivirlo".