Clayton Kershaw. (AP)

LOS ANGELES-- Incluso Clayton Kershaw tiene problemas al contemplar la dimensión de un contrato por siete años y 215 millones de dólares con los Dodgers de Los Angeles que lo ha convertido en el lanzador mejor pagado en la historia de las Grandes Ligas.

El equipo finalizó el contrato el viernes, cuando Kershaw estaba en Dallas. El serpentinero de 25 años dice que hablar de dinero es "un poco incómodo para mí".

La paga en el contrato de Kershaw es la más alta en la historia para un lanzador, y superó la anterior marca de 180 millones de dólares impuesta en marzo y que correspondía a Justin Verlander por siete temporadas con Detroit.

El sueldo promedio de Kershaw de 30,7 millones de dólares anuales supera también el de 27,5 millones de Alex Rodríguez, de los Yanquis de Nueva York, por un contrato de 10 años a partir de diciembre de 2007.

Aunque Roger Clemens tenía un contrato con un sueldo anual establecido de 28 millones de dólares con los Yanquis en 2007, el jugador se integró al equipo en junio y finalmente ganó 17,4 millones.

"Obviamente habrá mucha expectativa, lo que es lógico si la paga se conoce y se está entre los jugadores con los sueldos más jugosos en el béisbol", dijo Kershaw, quien ha ganado en dos ocasiones el Premio Cy Young de la Liga Nacional.

"La situación me sienta bien. Entiendo las expectativas y espero con ansia el intento para alcanzarlas", apuntó.

Kershaw y su esposa Ellen han estado hablando sobre a que destinarán el dinero y la mayor parte de la conversación involucra obras de caridad. La pareja apoya un orfanato en Africa y a dos grupos que financian programas extraescolares para niños en Los Angeles y Dallas. La pareja no tiene hijos propios.

"Ellen y yo entendemos las repercusiones que podemos tener en muchísima gente con estos recursos", dijo el jugador.

"Sabemos que a quien mucho se da, mucho tiene que aportar, y eso es lo que intentaremos hacer", agregó.

Kershaw dice que el dinero es "una tremenda bendición y una tremenda responsabilidad".

El serpentinero tuvo la campaña pasada foja de 16-9 con los Dodgers, campeones de la División Oeste de la Liga Nacional. Kershaw se consolidó como líder en la liga con 232 ponchados y su promedio de carreras limpias admitidas de 1.83 fue el mejor en las mayores desde el de 1.74 del dominicano Pedro Martínez con Boston en 2000.

En la últimas tres campañas fue líder en promedio de carreras limpias admitidas en la Liga Nacional.

Los Dodgers quedaron eliminados después de una floja actuación de Kershaw en el partido que perdieron por paliza de 9-0 ante San Luis en la serie por el título de la Liga Nacional.