Miguel Rojas con Doble-A Chattanooga en el sistema de los Dodgers.

LOS ANGELES - Los Dodgers siguen dialogando con el infielder agente libre Michael Young, quien les brindaría una garantía en medio de la incertidumbre que enfrentan con respecto a la segunda base.

Pero, de Young retirarse o firmar con otro equipo, ¿podría el venezolano Miguel Rojas ser el intermedista titular de Los Angeles para el Día Inaugural en Australia?

El gerente general de los Dodgers, Ned Colletti, no ha descartado esa posibilidad, ya que Rojas fue el menos esperado de los 15 prospectos invitados al Campamento de Desarrollo de Jugadores del club.

"Ha visto más acción en el campo corto que en cualquier otra posición, pero estamos ampliando eso un poco esta semana y continuaremos el proceso en los entrenamientos", dijo Colletti acerca de Rojas. "Creo que está dispuesto, que añora la oportunidad y se la vamos a dar. Aún tenemos interrogantes en la segunda base".

Lo ideal para los Dodgers sería comenzar la temporada con el novato cubano Alexander Guerrero en la intermedia. Colletti dijo la semana pasada que Guerrero es el favorito para el puesto ahora mismo; por algo el club lo firmó por cuatro años y US$28 millones. Pero además de no ser un jugador probado, una lesión en la corva izquierda limitó a Guerrero en la pelota invernal de la República Dominicana. Y dado que su posición original es el campo corto y no la segunda base, necesita familiarizarse con los matices del lado derecho del cuadro interior.

A diferencia de Rojas, los Dodgers firmaron a Guerrero por su ofensiva. Algunos veteranos del club, al ver a Rojas en acción en varios juegos de pretemporada el año pasado y en las prácticas, compararon sus habilidades con el guante con las del también venezolano Omar Vizquel, quien ganó 11 Guantes de Oro como ligamayorista.

Pero Rojas tiene promedio de .234 en ligas menores y viene de batear .233 por Doble-A Chattanooga. Los directivos de los Dodgers lo observaron muy de cerca durante el Campamento de Desarrollo de Jugadores, en el que normalmente participan prospectos en la cúspide de las Grandes Ligas.

De todas formas, Rojas es candidato para el Día Inaugural y hasta considera que avanzó bastante en la campaña del 2013 ya que, después de seis años en la organización de los Rojos, en su segunda campaña en la filas de Los Angeles por fin está en el radar del equipo grande.

Rojas fue operado de la muñeca izquierda en el 2010 y en el 2011 se lesionó el brazo derecho. Salió de los Rojos tras dividir la temporada del 2012 entre Clase A y Doble A. En el 2013, fungió como torpedero titular de Chattanooga y disputó 130 partidos - el mayor tiempo de juego que había tenido desde el 2009.

"Ansiaba una oportunidad de demostrárselo a todos y la tuve el año pasado, así que para mí fue una gran temporada", dijo Rojas. "No jugué mucho en los dos años anteriores; estuve lesionado y me convertí en reserva".

Los Dodgers permitieron que Mark Ellis, su segunda base titular en los últimos dos años, partiera como agente libre. Están tratando de negociar un acuerdo para traer de regreso a Young, a quien adquirieron de los Filis en un canje a mediados de la temporada pasada. Young podría hacerse cargo de la intermedia si resulta que Guerrero no está listo, como también puede representar una amenaza al bate desde la banca.

Lo que hace a Rojas interesante son su alcance y sus destrezas con el guante. Colletti ya ha dicho que es posible que el equipo "se incline por la defensa" en cuanto a la segunda base se refiere y que le darán un buen vistazo al venezolano durante los entrenamientos.

"Les gusta el hecho de que vengo todos los días y trabajo duro", dijo Rojas acerca de los comentarios que le han hecho los directivos del club. "Comparan mi defensa con la de Vizquel, mi ídolo en Venezuela. Definitivamente quiero ser como él".

Rojas dice que ha compartido con Vizquel lo suficiente en su país natal como para apreciar el parecido en sus estilos de juego. De hecho, le da crédito a Vizquel por ayudarlo "a comprender quién soy como bateador. No tengo que batear para poder, sino que puedo ayudar al equipo a la defensa, embasándome y corriendo las bases."

"Me dijo que no aprendió a batear a la zurda sino hasta más tarde", agregó Rojas. "Tuvo que primero entender qué tipo de bateador era. Ese fue un gran consejo de su parte. Jugar en Venezuela en los últimos tres inviernos me ha dado más confianza y creo que soy capaz de hacerlo en los Estados Unidos".

Rojas, de 25 años de edad, mide cinco pies con nueve pulgadas y pesa 175 libras. Ha disputado 589 juegos de liga menor como paracorto y apenas 42 en la segunda base. El infielder ya se encuentra en la sede de entrenamientos primaverales de los Dodgers en Arizona, donde está trabajando para hacer la transición.

"Se trata de un reto para mí", dijo Rojas. "He sido torpedero toda mi vida, pero trato de aprovechar cada oportunidad que me dan. Estoy en Arizona para pulirme en la segunda base y para prepararme para competir por un puesto".