Masahiro Tanaka. (Adam Pretty/Getty Images)

Si los Yankees firman a Masahiro Tanaka, su temporada muerta habrá sido un gran éxito. O, si quieren verlo de otra manera, si no lo firman, no habrán logrado posicionarse para superar a los Medias Rojas ni a los Rays en el Este de la Liga Americana.

¿Es así de sencillo, no?

Aun después de gastar casi US$300 millones para firmar a Jacoby Ellsbury, Brian McCann y el boricua Carlos Beltrán, hay asuntos pendientes. En este momento, su rotación abridora consiste en CC Sabathia, el dominicano Iván Nova, Hiroki Kuroda, posiblemente el quisqueyano Michael Pineda y David Phelps.

Si ven dicha rotación desde cierto ángulo, los Yankees podrían conquistar el Este del Joven Circuito. Sabathia tiene que saber seguir adelante con una velocidad disminuida en su recta. Pero al fin y al cabo, no luce muy realista la idea de unos Yankees clasificados sin Tanaka ahora mismo.

Además de eso, Nova debe repetir su sólida campaña de este año y Pineda, quien no abre un juego desde el 21 de septiembre del 2011, tendrá que demostrar que su hombro derecho esté bien.

Desde el inicio de este invierno, Nueva York ha parecido tener en la mira a Tanaka. Eso cambiaría en caso de no poder firmarlo, pero hasta ahora los Bombarderos no se han visto interesados en procurar los servicios de Matt Garza y el dominicano Ervin Santana, por ejemplo.

Tanaka tiene 25 años y viene de una temporada de 212 innings en Japón, en la que ponchó a 183 bateadores y dio apenas 32 bases por bolas. Es posible que nunca llegue a ser tan dominante como su compatriota Yu Darvish, pero los escuchas han elogiado el material de Tanaka, además de su aplomo.

Poner a Tanaka al lado de Sabathia, Nova y Kuroda le brindaría un look nuevo a la rotación neoyorquina, una que sería capaz de competir con las de los Rays y los Medias Rojas.

Los Yankees aún tienen interrogantes en la tercera y con la salud de Mark Teixeira y Derek Jeter, pero Tanaka parecería una pieza clave para que el equipo del Bronx volviera a la postemporada.

Ahora será interesante cómo se portarán los Yankees en las negociaciones con Tanaka y qué será el precio por el japonés.

También será interesante ver cuáles otros equipos intentarán firmarlo. Los Diamodbacks, por ejemplo, aspirarían a los playoffs en caso de agregar a su cuerpo monticular a Tanaka.

En Texas, los Rangers lucen como candidatos para hacer una oferta por lo menos. Se dice que Tanaka y Darvish son amigos y que entrenan juntos. Ponerlos juntos crearía un ambiente de confort para ambos. Y la adición de Tanaka tal vez haría de Texas el mejor equipo de la Americana.

¿Otros? Es probable que los Dodgers intenten firmarlo. Se ha mencionado a los Cachorros. Y en algún nivel, tendría sentido que lo intentaran los Gigantes, Astros, Marineros o Tigres.

Sin embargo, se espera que los Yankees sean agresivos en este proceso. Tanaka podría ser la última pieza importante para su edición del 2014.

Es difícil que los Bombarderos firmaran a Tanaka y se mantuvieran por debajo de los US$189 millones en su nómina para evitar el impuesto de lujo. No obstante, los Yankees han dicho que dicha cifra no es obligatoria y que pretenden volver a lo más alto la próxima temporada.

Para hacer eso, parecería necesario firmar a Tanaka.

Que empiece la fiesta de ofertas. Este invierno ya ha sido algo impredecible con firmas sorpresa, cambios y mucho dinero gastado. Falta un movimiento de impacto más.