Gordon Beckham y Paul Konerko. (Charles Rex Arbogast/AP)

LISLE, Illinois -- Gordon Beckham tenía tres razones principales para desear que Paul Konerko regresara a los Medias Blancas para su 16ta y última campaña.

El intermedista de Chicago no quería que el capitán terminara su estelar carrera con la debacle de 99 derrotas de los Medias Blancas en 2013. Quería que un Konerko en salud tuviera una oportunidad más después de batallar con dolores en su espalda el año pasado. Y la tercera era un poco más personal.

Cuando Konerko abandonó el terreno del U.S. Cellular Field en medio de una gran ovación en el segundo inning del último juego de la campaña del 2013, Beckham prefirió no darse la mano con su gran amigo y mentor. Beckham no quiso reconocer que ese momento pudiera ser el último de Konerko con los Medias Blancas.

"No quería arrepentirme de haber tomado esa decisión por el resto de mi vida", le dijo Beckham a MLB.com durante una entrevista vía telefónica. "Le dije, 'No te voy a dar la mano. Quiero que regreses'.

"Estoy contento de que lo hará. Somos grandes amigos, y tiene el conocimiento suficiente para ayudar a los jugadores jóvenes. Los muchachos que recién llegan a este equipo necesitan aprender de la ética de trabajo de Paul y darse cuenta de qué se necesita para triunfar a este nivel. Tenerlo en nuestro club es algo especial. Trataré de aprender lo más que pueda de él".

Jim Thome fue una de las personas con las que Konerko habló antes de tomar la decisión de regresar por una temporada más y luego acordar con los Medias Blancas por un año y $2.5 millones con $1 millón diferido. Thome tuvo un gran impacto con el equipo en 2009, año en el que llegó a 612 jonrones en sus 22 años de ilustre carrera, antes de que los Medias Blancas lo canjearan a los Dodgers el 31 de agosto del 2009.

Thome vio acción como bateador emergente con los Dodgers y luego pasó tres campañas más como jugador de medio tiempo para los Mellizos, Indios, Filis y Orioles. Su mayor cantidad de turnos al bate durante ese período fue de 340 con los Mellizos en 2010, cuando conectó 25 vuelacercas.

De acuerdo con los comentarios de Thome durante una reciente clínica de bateo en la Academia Bulls/Sox, donde fungió como instructor, obtener esos días extra como los tendrá Konerko como jugador de medio tiempo sólo pueden beneficiar al veterano a esta altura de su carrera.

"Al igual que sucedió conmigo cuando jugué en Minnesota, el tiempo de descanso le beneficiará mentalmente", indicó Thome, ahora asistente especial para el gerente general de los Medias Blancas Rick Hahn. "Paul ha sido un productor de carreras nato por muchos años. Ha sido un ícono de este club por años".

Konerko admitió que no hubiera regresado si se le hubiera pedido jugar tiempo completo, y se ha venido acostumbrando a alternar tiempo de juego como reserva/líder desde la pasada campaña.

"Necesita saber que este es el final. Disfrutará cada día si toma en cuenta eso", dijo Beckham acerca de Konerko. "Puedo darme cuenta de que quería jugar una temporada más. Es algo bueno para él y para todos. Los muchachos tratarán de no defraudarlo en su año de despedida. Estoy muy emocionado y contento por él".

"Le brinda la oportunidad de regresar a un lugar donde es bien querido y respetado, donde los fanáticos lo quieren y creo que él quiere mucho a esta organización", declaró Thome. "Es una situación en la que todos ganan".