Jerry Dipoto. (Lisa Blumenfeld/Getty Images)

Después de dos inviernos de acaparar titulares por sus contrataciones de lujo en el mercado de agentes libres, los Angelinos no piensan llamar mucho la atención durante este receso de temporada.

Antes de la campaña del 2012, firmaron al dominicano Albert Pujols por 10 años y US$240 millones y al zurdo C.J. Wilson por cinco años y $77 millones. El año pasado, se quedaron cortos en su intento por agregar a Zack Greinke, pero terminaron fichando a Josh Hamilton por cinco años y US$125 millones.

Pero dichas adquisiciones no dieron resultados en el terreno. Los Angelinos terminaron en el tercer lugar en la Liga Americana en ambas temporadas y no han clasificado para los playoffs en los últimos cuatro años.

Ahora los Serafines han decidido que es momento de tomar una pausa, respirar profundo y tratar de llenar huecos y hallar la estabilidad. No quieren reaccionar de manera excesiva a los fallos de los últimos dos años, pero tampoco los están ignorando.

"Siempre hay frustración cuando no se cumplen con las expectativas", dijo el gerente general de los Angelinos, Jerry Dipoto. "Sentimos que tenemos mucho talento. Quizás no seamos un tema a seguir (en el receso de temporada) pero de cara al 2014, nuestras expectativas son aun más altas".

Los Angelinos ya tienen $126.5 millones invertidos en su nómina y esa suma sólo incluye a nueve miembros de su roster de 25 jugadores y los $18.6 millones que le deben a Vernon Wells, quien fue canjeado a los Yankees durante la temporada.

"No hay mucho espacio para maniobrar", reconoció Dipoto. "Vamos a resolver cosas más pequeñas. Vamos a ver qué podemos hacer (en el mercado de cambios) sin desarmar nuestra ofensiva".

En Mike Trout, los Angelinos tienen a uno de los jugadores más emocionantes en el juego. Mark Trumbo representa un bate de impacto. Howie Kendrick y el dominicano Erick Aybar aportan versatilidad en el orden ofensivo. Pero más que nada, los Angelinos necesitan que los jugadores de lujo que firmaron como agentes libres - Hamilton y Pujols - recuperen la forma.

Hamilton bateó para .250 con 21 jonrones y 79 remolcadas en 151 partidos en su primera temporada con los Angelinos, lo cual respresentó un desempeño muy por debajo del éxito que disfrutó en sus cinco campañas previas en Texas. Por su parte, Pujols, disputó apenas 99 compromisos en el 2013 y ha conectado apenas 47 bambinazos en las últimas dos campañas tras volarse la cerca más de 40 veces en seis de sus últimas nueve temporadas en San Luis.

"Vamos a ajustar nuestro programa en los entrenamientos para ver si podemos arrancar más rápido (en la temporada regular)", dijo Dipoto. "Confío en la combinación de talento que tenemos". El enfoque será la rotación.

Wilson y Jered Weaver son un dúo formidable al frente de la rotación, pero necesitan apoyo. Los abridores de los Angelinos terminaron en el 11er ligar en la Liga American con efectividad de 4.30 en el 2013. Wilson y Weaver tuvieron una foja combinada de 28-15. Los otros nueve lanzadores que abrieron por Los Angeles el año pasado registraron una marca colectiva de 30-42. Wilson fue el único abridor del equipo que lanzó más de 162 entradas.

Los Angelinos tienen una estructura sólida. Ahora es cuestión de ponerle los toques finales al equipo para que puedan aspirar a la postemporada.