La demora fue por una interrupción en el servicio de energía eléctrica en el Comerica Park. (Charlie Riedel/AP)

DETROIT -- Un apagón interrumpió por 17 minutos el tercer juego de la serie de campeonato de la Liga Americana.

Las luces de la parte alta del Comerica Park se apagaron entre la parte alta y la baja de la segunda entrada, lo que retrasó el juego entre los Medias Rojas de Boston y los Tigres de Detroit. Boston se impuso después por 1-0.

"Parece que hubo una falla en un cable en las cercanías del parque y eso afectó el suministro hacia el estadio", dijo Vanessa Waters, vocera de la compañía eléctrica DTE Energy. "Eso causó que el equipo fallara. Hay unidades que investigan la causa del fallo del cable y qué equipo fue afectado por el apagón".

Los Tigres se disponían a tomar su turno al bate, con el juego empatado a cero, cuando sobrevino la interrupción.

Cuando habían pasado 10 minutos no se había informado a los aficionados cuánto demoraría la suspensión. Cinco minutos después, los Medias Rojas tomaron sus posiciones en el campo.

"A John Lackey se le dio todo el tiempo que necesitaba para calentar antes de la reanudación del juego", dijo el vicepresidente de Grandes Ligas, Joe Garagiola Jr., en un comunicado.

Las fallas en los cables --combinadas con las altas temperaturas-- provocaron el cierre del Instituto de las Artes de Detroit y la cancelación de clases en el campus de la universidad estatal de Wayne el mes pasado. La sede del Ayuntamiento, el edificio federal McNamara y varias instalaciones de la corte también tuvieron que cerrar.

La infraestructura eléctrica de Detroit está plagada de viejas líneas de transmisión que fallan en forma intermitente cuando la demanda aumenta o en temporada de calor. La mala situación económica de la ciudad ha impedido que la red se actualice o se repare.