Mark Trumbo. (AP)

ANAHEIM - Mark Trumbo-sin hablar de su más reciente bajón ofensivo-está rumbo a su segunda temporada consecutiva de por lo menos 30 jonrones y 90 empujadas. Y a sus 27 años, está entre los primeros 50 bateadores de Grandes Ligas en slugging desde el inicio del 2011.

Sin embargo, el joven sabe que para mucha gente, eso no será suficiente.

"Al final del día, es buenísimo conectar 30 jonrones y empujar 80, 90 o 100 carreras", dijo Trumbo. "Pero lo difícil, para ser honesto, es cuando se menciona tu nombre, hablan de lo que no estás haciendo bien-a menos que no seas alguien como Mike (Trout).

"Hago muchas cosas bien y hay otras que no hago bien, que son bastante obvias. Desafortunadamente, existe la tendencia de enfocarte en lo que quieres mejorar. Me paso mucho tiempo tratando de ver cómo puedo hacer mejor ciertas cosas".

Para Trumbo, esas "ciertas cosas" principalmente tienen que ver con su porcentaje de embasarse.

En el 2012, el cañonero puso la mejor marca de su carrera en ese sentido con .317. Llegando al viernes, tenía .291 este año-el mismo número que puso en el 2011 y el séptimo más bajo de la Liga Americana entre los bateadores que califican. En sus últimos 14 partidos, se ha embasado 10 veces en 57 visitas al plato, con 21 ponches y una base por bolas.

"Entiendo eso", dijo Trumbo al hablar de la mala fama que tiene por su porcentaje de embasarse. "Cuando estoy bateando bien, acepto muchas bases por bolas. Y cuando me va mal, no lo hago. Los lanzadores me van a atacar".

Trumbo ya ha incrementado sus bases por bolas (36 a 45) y dobles (19 a 25) del 2012 al 2013. Y todavía tiene buenas posibilidades de aumentar su total de jonrones (32 vs. 29) e impulsadsa (95 vs. 84).

Pero su slash line--promedio, porcentaje de embasarse y slugging-del año pasado fue de 268/.317/.491.

Este año está en .233/.291/.448, con poco tiempo para mejorarlo.

"El fan casual probablemente se emocione al ver los números de las postalitas (Promedio, jonrones y empujadas), mientras que los fanáticos de la nueva era probablemente no vean buenos ojos a un jugador como yo", expresó Trumbo. "Pero sabes, al final del día eres quien eres. Quiero mejorar y hacer lo que hago.

"No creo que éste haya sido un año tremendo para mí", continuó. "Pero cuando analizas ciertas cosas, por más que haya batallado, sí tengo bastantes resultados".