Juan Pierre en el Wrigley Field, durante su primera estadía con los Marlins. (AP)

CHICAGO - El jardinero Juan Pierre y el manager Mike Redmond, de los Marlins, tienen recuerdos bien claros de lo que sucedió en el Wrigley Field hace 10 años.

En octubre del 2003 los Marlins, abajo 3-1 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, remontaron para ganar los Juegos 6 y 7 para derrotar a los Cachorros y ganar el banderín del Viejo Circuito, rumbo a un título de la Serie Mundial.

"La Serie Mundial es la Serie Mundial", dijo Pierre. "Uno tiene el anillo, pero en cuanto a los fans y el escenario en general, con la serie 3-1 (a favor de Chicago), definitivamente celebramos más (en el Wrigley luego de ganar la SCLN) que cuando ganamos la Serie Mundial".

Pierre relata que en el momento de ver el elevado de foul que el dominicano Moisés Alou no capturó debido a la interferencia del espectador Steve Bartman, no lo pensó mucho. Eso fue en el octavo inning del Juego 6, cuando los Marlins anotaron ocho carreras. La Florida (ahora Miami) ganaría ese partido y la noche siguiente en el séptimo choque.

"Di un doble por la raya y estaba en la segunda base cuando se conectó el batazo a Bartman", dijo Pierre. "No tenía idea de qué estaba pasando…lo le dimos mucha mente".

Pierre indicó que lo que más recuerda de aquella entrada fue el rodado al campo corto que pudo haber resultado en un doble-play para ponerle fin al inning. El torpedero de los Cachorros, Alex González (el miamense, no el venezolano de los Marlins en aquellos tiempos) cometió un error y la reacción de la Florida continuó.

"Recuerdo ese roletazo más que otra cosa", dijo Pierre. "Como jugador, uno piensa, 'Wow, tuvimos suerte ahí'".

De su parte, Redmond era cátcher sustituto en esa edición de los Marlins y también recuerda bien los Juegos 6 y 7 de aquella serie.

"Definitivamente lo hablamos, estando (Pierre) aquí", dijo Redmond. "Hablamos de esos dos juegos cada vez que venimos a Chicago. Normalmente es lo primero que pienso cuando llegamos, esa serie y lo eléctrico que estaba el ambiente en la ciudad. Había mucho ruido también.

"Esos dos partidos lo cambiaron todo para nosotros", continuó el capataz. "Fue algo grande ser parte de eso. Esos son juegos de los que hablaremos durante el resto de nuestras vidas".

El presidente de operaciones de béisbol de los Marlins, Larry Beinfest, relata que en un momento pensaba en qué le diría al equipo en caso de una derrota de la Florida.

"Recuerdo ese Juego 6, cuando yo era un gerente general joven, y trataba de pensar en qué les diría a los muchachos…y luego sucedió ese inning de ocho carreras", dijo Beinfest. "Recuerdo que fui a casa y puse SportsCenter para asegurarme de que había pasado de verdad".

Los Marlins del 2003 derrotaron a los Yankees en seis juegos para ganar el segundo título de Serie Mundial en la historia de la franquicia.