Derek Jeter

ARLINGTON -- El capitán de los Yanquis, Derek Jeter, se declaró listo para jugar tan pronto pueda salir de la lista de lesionados el sábado.

"Jugaré en cuanto me lo digan. Yo creo que podría jugar hoy", dijo Jeter tras correr las bases antes del último duelo de la serie ante los Rangers en Texas el jueves. "Me siento bien. No sentía (molestias en) la pierna, lo cual es bueno".

Al preguntársele qué tiene que hacer para estar listo, Jeter respondió, "jugar un partido". El campocorto también ha participado en prácticas de bateo y de fildeo esta semana.

El mánager Joe Girardi desea ver cómo responde Jeter a los entrenamientos, pero agregó que podría jugar el sábado en casa frente a los Rays de Tampa Bay. La próxima semana, los Yanquis disputarán cinco duelos consecutivos en estadios de equipos de la Liga Nacional, lo que elimina la posibilidad de que sea bateador designado.

"Tenemos que ver cómo evoluciona", dijo Girardi. "En los juegos de Liga Nacional, no podría usarlo como bateador designado, por lo que tendrá que ser capaz de jugar en el campo".

Jeter dijo que eso no debería ser un problema. Después de la serie en casa en contra de los Rays, Nueva York tiene días libres antes y después de una serie de dos duelos frente a los Dodgers en Los Angeles. Luego viaja a San Diego.

"No hay problemas. Jugamos el fin de semana, luego tenemos un día libre. Posteriormente dos días y después tendremos otro día libre", dijo Jeter. "Yo puedo jugar en defensa. Todo ha estado bien".

El cinco veces campeón de la Serie Mundial ha jugado sólo un partido esta temporada. El 11 de julio regresó de una cirugía de tobillo izquierdo a la que se sometió en las vacaciones y conectó un sencillo al cuadro al primer lanzamiento que recibió. Pero en ese partido sufrió una distensión en el cuádriceps derecho, lo que lo envió de vuelta a la lista de lesionados.

Jeter, de 39 años, se rompió el tobillo en el primer partido de la serie por el campeonato de la Liga Americana en octubre del año pasado. Una segunda fractura fue detectada durante su rehabilitación, lo que retrasó su regreso.

Jugó sólo cuatro partidos en ligas menores como parte de su programa de rehabilitación antes de reincorporarse a los Yanquis. No había sentido dolor en el área desde "un par de días antes de la última resonancia", que fue el 18 de julio.

"No he corrido desde entonces. He estado caminando", agregó.