Bud Selig. (Mary Altaffer/AP)

MILWAUKEE, Wisconsin -- El comisionado Bud Selig defendió la lucha contra el dopaje en el béisbol de Grandes Ligas, pero declinó referirse a la reciente suspensión del jardinero de los Cerveceros Ryan Braun.

Braun fue suspendido el lunes por el resto de la campaña, un total de 65 juegos, por quebrantar la política antidrogas de Grandes Ligas. Se trata del primer jugador sancionado dentro de la trama de dopaje de la clausurada clínica Biogenesis, la cual se cree suministraba sustancias para mejorar el rendimiento físico a una veintena de peloteros. El nombre de Alex Rodríguez, el estelar tercera base de los Yanquis, aparecería en una lista de jugadores involucrados.

Selig dijo que no puede formular declaraciones sobre una investigación aún en marcha.

"Cualquier comentario de mi parte es inapropiado", dijo Selig. "La semana pasada dije que el proceso será abarcador, minucioso, justo y hemos dedicado miles de horas haciendo eso. Valoro la respuesta de todos los jugadores que han elogiado el proceso. Estamos haciendo esto de una manera muy correcta, amplia, justa y sensible".

Selig también manifestó sentirse orgulloso del programa de controles antidopaje. Desde que entró en vigencia en 2004, un total de 32 peloteros han sido suspendidos por consumo de sustancias prohibidas. Tres fueron suspendidos por reincidir.

Además, 47 jugadores de ligas menores o que actuaron en las mayores han sido suspendidos, incluyendo seis reincidentes.

"Se necesitó de mucho tiempo", dijo Selig. "Yo dije que íbamos a aplicar con todo el reglamento. Es obvio que al tener unos controles fuertes. Dada toda la historia y lo que hemos logrado, con los primeros controles. Grandes Ligas no realizaba pruebas en los 80, cuando --y esto lo digo muy francamente-- teníamos un grave problema con el consumo de cocaína. Recuerden el escándalo de narcóticos en Pittsburgh, con 29 jugadores acusados, cuatro que fueron a la cárcel, y el sindicato (de jugadores) no aceptaba los controles".

"Así que estoy orgulloso de lo que hemos logrado, y seguiremos adelante con el programa", añadió.

Selig, cuya familia fue propietaria de los Cerveceros entre 1970 y 2005, estuvo el miércoles en el estadio Miller Park para una actividad con menores.