Chris Colabello sonó un jonrón de tres carreras en el tercer inning. (Charlie Riedel/AP)

PHOENIX, Arizona -- Chris Colabello conectó un jonrón de tres carreras e Italia noqueó el viernes 14-4 a Canadá en ocho entradas para mantenerse invicto en dos partidos por el Grupo D del Clásico Mundial de Béisbol.

Italia rayó ocho veces después que Canadá se acercó a 6-4 en la parte alta de la séptima. Los italianos abrieron fuegos en el sector el jueves con un triunfo por 6-5 sobre México.

El partido terminó por la regla del nocaut luego que Italia anotó cinco veces en la octava para sacar ventaja de 10 carreras.

Los italianos enfrentan el sábado a Estados Unidos, mientras que Canadá choca con México.

El abridor Alessandro Maestri, quien lanzó en Japón la temporada pasada luego de cinco campañas con la organización de los Cachorros de Chicago, se apuntó el triunfo con labor de tres innings, en los que permitió una carrera y tres hits, con tres ponches y un boleto.

Shawn Hill, abridor de Canadá, toleró dos carreras en dos y dos tercios de entradas para llevarse el revés, aunque el verdadero daño fue contra el pitcher que lo relevó, Scott Mathieson, quien admitió cuatro carreras y cinco inatrapables en uno y un tercio de inning.

Con la pizarra 1-1, Anthony Granato bateó sencillo y Nick Punto recibió boleto para abrir la tercera. Canadá parecía a punto de escapar del aprieto cuando Chris DeNorfia bateó para doblete matanza, lo que dejó corredor en tercera y dos outs.

Mathieson reemplazó a Hill y otorgó boleto a Anthony Rizzo. Un sencillo remolcador de Alex Liddi le dio ventaja a Italia, y acto seguido Colabello sacudió un jonrón por el jardín izquierdo para irse arriba 5-1.

Canadá llenó las bases con dos outs y abajo 6-2 en la séptima. Saunders impulsó dos con sencillo, pero el relevista Brian Sweeney abanicó a Tim Smith para apagar el fuego.

Italia, el actual monarca europeo, respondió con tres carreras en la parte baja, todas con dos outs.

Italia mandó a siete bateadores al plato sin un solo out en la octava para llevarse la victoria.