Adrián González y Rick Rentería muestran el uniforme de México.

SCOTTSDALE, Arizona - A la hora de señalar a los favoritos del Clásico Mundial de Béisbol 2013, los equipos que más se mencionan son los de Estados Unidos, Japón, Venezuela y la República Dominicana.

¿Y México?

Muchos dirán que aunque la selección "tricolor" de béisbol trae un pitcheo que no luce nada mal, además de un lineup encabezado por Adrián González y uno que otro nombre de Grandes Ligas, los mexicanos no tienen con qué competir con los "pesos pesados" antes mencionados.

Esa versión no convence para nada al manager de la selección mexicana, Rick Rentería.

"Creo yo que cualquier equipo que entre al Clásico tiene la expectativa de llegar lo más lejos posible", dijo Rentería. "Es lo mismo con este equipo. No puedo hablar de los años anteriores. Lo único que puedo decir es que venimos muy optimistas de que los muchachos que trajimos nos van a dar una buena oportunidad para salir adelante y llegar lo más lejos posible."

Con cuerpo monticular encabezado por Yovani Gallardo, Marco Estrada y Sergio Romo, además de un ataque ofensivo que incluye a González, Luis Alfonso "El Cochito" Cruz y Jorge Cantú (14 empujadas en juegos del Clásico), Rentería -coach de la banca de los Padres de San Diego-- cree que su equipo puede dar la talla.

"Todo el mundo dice que tenemos buen pitcheo", comentó Rentería, californiano de padres mexicanos. "Estaría mintiendo si dijera que no me sintiera bien con los lanzadores que tenemos.

"Pero dependerá de qué tan bien juguemos, qué tan bien ejecutemos."

En el Grupo D de Phoenix y Scottsdale, Arizona, que incluye a Estados Unidos, Canadá e Italia, México sí es favorito para avanzar a la segunda ronda del torneo en Miami. Precisamente fue la segunda ronda en que quedaron eliminados los mexicanos bajo el manager Francisco "Paquín" Estrada en el 2006 y Vinicio Castilla en el 2009.

"Tenemos un buen potencial", dijo el relevista veterano Dennys Reyes, especialista zurdo del bullpen. "Estamos avanzando. No hay un béisbol fácil. Cualquier cosa puede pasar."

En las primeras prácticas del equipo realizadas en el Camelback Ranch, sede de los entrenamientos de los Dodgers y los Medias Blancas, Rentería quedó impresionado con la actitud de su tropa de cara a sus juegos de fogueo del martes vs. los Diamondbacks aquí y del miércoles en Glendale ante los Dodgers.

"Tomaron en serio las jugadas que hicimos", comentó el piloto. "Muchas veces cuando se hace este tipo de prácticas se toma a la ligera, pero ahora quedé contento al verlos hacer el trabajo. "La mirada que tienen es muy buena; están decididos a hacer un buen papel en este torneo."

Entre Grandes Ligas, ligas menores, Liga Mexicana de Béisbol y Liga Mexicana del Pacífico, casi no hay desconocidos en esta selección, algo que podría ayudar en la susodicha "química" al tomar en cuenta el poco tiempo de preparación para este tipo de torneos.

"De alguna manera todos nos conocemos", dijo el derecho Rodrigo López, otro veterano de Grandes Ligas. "Hemos jugado juntos en diferentes momentos y otros en contra. Conocemos nuestras virtudes y en qué podemos trabajar. Es una ventaja, la química y la unidad."

Para Rentería, las claves del éxito son mucho más sencillas.

"El club que cometa la menor cantidad de errores va a tener la mejor posibilidad de salir adelante" expresó. "Tienes que ejecutar tus pitcheos, jugar defensa y tener un bateo oportuno. Sé que son muchos 'clichés', pero ésa es la realidad del juego."

Hablando de "clichés", muchas veces se ha afirmado que los buenos brazos dominan los buenos bates. Para que México aspire a llegar lejos en el Clásico, sus serpentineros -el fuerte del equipo-tendrán que crecerse.

"Sí, en un torneo corto, el pitcheo nos puede llevar", dijo Rentería. "Estoy contento con el club que tenemos y los lanzadores. Creo que nos dan una buena oportunidad de salir adelante."