(AP)

INDIAN WELLS, California - El dominicano Rafael Soriano, Josh Hamilton, B. J. Upton y Kyle Lohse estuvieron entre nueve agentes libres que rechazaron el viernes ofertas de 13,3 millones de dólares de sus equipos previos, mientras que terminó la reunión anual de gerentes generales y directivos de los equipos regresaron a casa para lo que se espera sea un activo mes de negociaciones.

Entre quienes también rechazaron un contrato garantizado de un año estuvieron los jugadores de los Yanquis de Nueva York Nick Swisher y Hiroki Kuroda, junto con Michael Bourn y Adam LaRoche.

Bajo el nuevo contrato laboral de las Grandes Ligas, todas las fechas límite de la temporada de negociaciones se han acelerado en un intento de apremiar decisiones más rápidas antes de las fiestas navideñas. Eso debería crear más actividad en el mercado antes de los equipos se dirijan a las reuniones de invierno en Nashville, Tenesí, a realizarse del 3 al 6 de diciembre.

"(El contrato) acelera las cosas, la gente está ahí y disponible, y se está negociando de inmediato", dijo Dave Dombrowski, presidente de los Tigres de Detroit, campeones de la Liga Americana. "Definitivamente ha movido las cuestiones más rápidamente", señaló.

Bajo las reglas anteriores, los equipos tenían hasta el 7 de diciembre para ofrecer arbitraje salarial a sus ex jugadores que se volvieron agentes libres. Bajo una fórmula estadística que fue parte del arreglo a la huelga de 1981, los jugadores principales tenían compensación ligada si firmaban con equipos nuevos, los cuales perderían selecciones de draft de las primeras rondas.

Bajo el contrato laboral acordado en noviembre pasado, ese sistema fue reemplazado por ofertas aceptables. Cualquier equipo pudo realizar la semana pasada una oferta aceptable que fue el promedio de los 125 contratos más caros de la liga en valor anual promedio: 13,3 millones de dólares este año.

Sólo a nueve de los 165 agentes libres de ligas mayores recibieron esas ofertas; Ortiz aceptó posteriormente un contrato de dos años por 26 millones de dólares para quedarse con los Medias Rojas. El grupo dijo no anticipando recibir en el mercado abierto ofertas por más dinero y más años.