El dominicano Manny Ramírez se convirtió en apenas el vigésimo cuarto pelotero en la historia de las Grandes Ligas con 500.

En su décimo sexta temporada (solamente superado por Ted Williams quien lo hizo en 15), Ramírez dio otro paso en su grandiosa carrera para acercarse aún más a Cooperstown al lograr tan magna cifra.

Cuando comenzó la temporada 2008, el dominicano necesitaba solamente 10 para obtener el legendario número. "El jonrón va a llegar cuando tenga que llegar", dijo Manny cuando le faltaban cuatro y estuvo algo más de tres semanas sin sacar ninguna pelota. "No puedo emocionarme mucho con 500 porque entonces, ¿qué vamos a hacer cuando llegue a 600"?

Durante toda su carrera en las mayores, Manny ha sido tema de controversia y admiración, y ahora con cinco centenas de batazos de cuatro esquinas, el slugger dominicano se une a Sammy Sosa, Rafael Palmeiro y Alex Rodríguez como los únicos bateadores latinos con tan increíble hazaña.

Lo principal de Manny, de acuerdo a David Ortiz (su compatriota, amigo y compañero de equipo) es que "él es un niño jugando en Grandes Ligas. Se divierte como lo hacía cuando era un muchacho. Es un logro inmenso ya que apenas son 24 los que lo han logrado en más de 120 años de historia".

El miembro del Salón de la Fama, el Tany Pérez, quien en 1986 empató la marca para latinos de Orlando Cepeda con 379 jonrones, sabe a ciencia cierta lo que cuesta dar esos batazos y lo que significan 500.

"Es algo grandioso", dijo el cubano Pérez. "Cuando llegué a 379 ése parecía un número casi inalcanzable, pero Manny siempre mostró sus cualidades como bateador. Si puede mantenerse sano pudiera superar muchos otros entre los mejores de todos los tiempos. Me alegro por él. Trabaja muy duro a diario y sin dudas merece estar allí entre los mejores".

"Manny ya tenía el ticket al Hall de la Fama, pero esto le da la entrada más rápido", dijo Alex Cora. "Es el resultado de la extraordinaria forma de prepararse a diario".

"Sus hábitos de trabajo son lo más resaltante de su carrera", dijo Jacoby Ellsbury. "Sus jonrones y su bateo se deben a lo mucho que se preocupa para estar siempre listo".

"Verlo practicar es divertido", dijo Dustin Pedroia. "Es sin lugar a dudas uno de los más grandes bateadores de la historia. La gente trata de imitar su forma de pararse o batear, pero lo que tienen que imitar son sus hábitos de preparación diaria".

Andre Dawson, quien con los Cachorros bateó 49 jonrones en 1987 en lo que fue su única temporada con más de 40, también dejó muy claro lo que significa el logro de los 500 jonrones del dominicano.

"Es una élite muy exclusiva con apenas 24 integrantes en más de 100 años de historia", dijo Dawson. "Siempre ha trabajado muy duro y merece ese puesto allí junto a los otros por su gran dedicación."

"Los 500 jonrones es algo casi imposible de realizar", dijo el campocorto Julio Lugo. "Más de 120 años y solamente 24 tienen el orgullo de decir que lo han logrado. Su dedicación y su forma de ser como ser humano le permitieron lograrlo".

"Es un gran logro (los 500 jonrones) que será reconocido a nivel mundial y, tanto el equipo como él mismo, podrán mostrar y hablar de ello por un buen rato", dijo el manager de los Medias Rojas, Terry Francona. "Manny es un extraordinario bateador y estoy seguro que todos los niños que empiezan en el béisbol desearían poder batear como él".

Ya llegó a los 500 y ahora seguirá aumentando ese número a sus 36 años de edad. Al preguntarle un fanático si estaba emocionado por esa cifra, respondió, "No. Realmente quiero llegar a 600".

Luego lo probaron preguntándole que por qué no 700?

Manny respondió sin titubear: "¿Hey, por qué no? El cielo es el límite".

Su contribución a su equipo va más allá de los jonrones, y si hay alguna duda pregúntenle a los fanáticos de los Indios y de los Medias Rojas que fueron a dos Series Mundiales cada uno con la ayuda del bate del dominicano que acabó con sequías y maldiciones en el proceso.

Sólo falta saber si los Medias Rojas ejercerán la opción de los dos años extras por $20 millones cada uno al final de la temporada 2008, y si le ofrecerán otros más.

Si eso sucede, no dudamos que estaremos hablando en unos dos o tres años de los 600 de Manny siendo Manny.